Tano Guzmán espera que las dos actuaciones de mejora en el Castillo puedan estar ejecutadas en un plazo de diez meses

 

Dos proyectos fundamentales para la rehabilitación del Castillo podrían ejecutarse en un plazo de tiempo que no irá más allá del final del verano de 2022.

El delegado de Cultura del Ayuntamiento de Chipiona, Tano Guzmán, ha anunciado hoy que gracias a la recepción de la subvención de Municipio Turístico 2021-2022 por importe de 108.000 euros se van a poder realizar una serie de obras en el histórico edificio en un breve espacio de tiempo. Dicha ayuda será destinada al equipamiento del Centro de Interpretación de Cádiz y el Nuevo Mundo, el arreglo de la sala de medios audiovisuales y usos múltiples y de la balconada exterior del histórico edificio, donde se vienen celebrando diferentes eventos.

Guzmán se ha mostrado muy satisfecho y ha agradecido su trabajo a las diferentes áreas implicadas en la consecución de esta subvención, como son Turismo y Fomento Económico, y a la Junta de Andalucía por poner a disposición del Ayuntamiento de Chipiona los medios económicos necesarios para poder acometer dichos trabajos.

También avanzado que, casi de forma paralela, se va a llevar a cabo la obra de cimentación del Castillo, una consolidación estructural que atiende un problema muy preocupante desde que se descubrió, hace aproximadamente año y medio, una oquedad con bastante amplitud en la fachada norte. “Después de realizar varias calicatas y comprobar su estado se ha visto conveniente, conjuntamente con la Delegación de Urbanismo, acometer estas obras de cimentación con carácter urgente”, ha señalado.

En esta segunda actuación ya se encuentra adjudicado el contrato para la redacción del proyecto, la coordinación de seguridad y salud y el seguimiento de las obras por un importe de 6.800 euros. “Una vez licitada las obras, procederemos a la cimentación y en un plazo aproximado de 10 meses coincidirá que tendremos ejecutadas las dos obras”.

Quedará pendiente, ha concluido, una tercera parte con más profundidad estética, la que corresponde a la fachada, que se espera ejecutar con financiación del patrimonio municipal de suelo.